Tesis – Como escribir una tesis

COMENZAR A ESCRIBIR

Una vez definida el área de investigación, el Director de TESIS y el problema que queremos afrontar hay que elegir un buen título provisional, si hace falta con un subtítulo que especifique el punto de vista o el autor sobre el que versa principalmente el trabajo, y enseguida ponerse a trocear la TESIS en partes, esto es, a pergeñar el índice de la TESIS.

Se trata de acompasar la lectura de los textos de otros, la investigación con la escritura del texto propio que confiere sentido a las lecturas”. (Cfr. J. Nubiola, El Taller de la Filosofía, Eunsa, Pamplona, 1999, 166 y 176)

4.1. LA ESTRUCTURA DE UNA TESIS

Una TESIS tendrá habitualmente la siguiente estructura: La portada con el nombre de la Universidad, Facultad o Escuela y Departamento en el que se ha realizado la investigación, el Título y el Subtítulo si lo tiene, el Nombre del Autor, el Nombre del Director de la TESIS (TESIS dirigida por el Profesor Doctor …) y la Ciudad y Fecha de la Edición; un Índice General del contenido, una Tabla de Abreviaturas; una Introducción; el Texto: tres partes, entre cuatro y seis capítulos, las Conclusiones; la Bibliografía y en algunos casos un Apéndice Documental. Cada una de estas partes, serán consideradas las secciones de una TESIS.

El Índice General: En el índice deben figurar todas las partes de una TESIS, los Capítulos, Sub Capítulos o Apartados, Conclusiones y Bibliografía… con la misma numeración, las mismas páginas y las mismas palabras. El índice se coloca después de la portada. Es lo primero que el lector debe encontrar, pues su función es servir de guía para localizar con rapidez cada parte. La organización del índice debe reflejar la del texto incluso en sentido espacial. Es decir, deben utilizarse márgenes distintos para cada división. El aspecto de un índice, la proporción que guardan las partes y capítulos da también una pista de la proporción y armonía que guardan las partes de la TESIS entre sí y la TESIS misma.

La Tabla de Abreviaturas: En la Tabla de Abreviaturas se ordenan las abreviaturas utilizadas en la TESIS, generalmente se referirán a títulos de libros, revistas, archivos documentales o fuentes utilizadas con frecuencia. (No es necesario incluir en esta Tabla las Abreviaturas como Cfr., s.a…)

Las Conclusiones: Las Conclusiones de una TESIS pueden hacerse de muchas maneras. Se recomienda que consistan en un resumen y sín TESIS de las conclusiones alcanzadas en cada Capítulo y en una valoración de éstas de acuerdo con el status questionis del tema.

La Bibliografía: La Bibliografía consiste en el listado de las obras consultadas y expresamente citadas a lo largo de la TESIS.

La bibliografía se ordena por orden alfabético de los apellidos. Los títulos nobiliarios como “Von”, “De” no forman parte del apellido, mientras que sí pueden hacerlo las “D” con apóstrofe como puede ser el caso de D’Ors. En cualquier caso, hay que adoptar un criterio y utilizarlo en toda la lista. En el caso de los autores antiguos será suficiente ordenarlos por el nombre con el que se reconocen: Platón, por ejemplo.

Recomendamos el uso de un sólo apellido, no es necesario escribir de nuevo el apellido y el nombre cuando se citan varias obras, bastará con ponerlo en la primera referencia y luego un guión largo.

Para escribir la TESIS
desde el principio con el texto final es preciso, además de procurar escribir con todos los detalles (las notas a pie de página y sus referencias completas…), definir la presentación de la TESIS (el aspecto de cada página), el sistema de citas o referencias que vamos a utilizar para citar las fuentes consultadas y algunos otros criterios como el uso de los números romanos o la utilización de mayúsculas para algunos términos…

4.2. FORMATO

El formato puede ser una de los items más complejos por el echo de que se requiere mucho para una buena TESIS. Aca mismo te presentamos en este sitio el formato ideal con las medidas exactas y parametros justos. Ingresa en www.elcomohacer.com.ar/tesis-formato y encontra todo lo que necesitas sobre como es el formato de una tesis.

4.3. SISTEMAS DE REFERENCIAS

Encontra en nuestro sitio web como son los sistemas de referencia que se pueden usar para hacer una TESIS.
Encontra aqui www.elcomohacer.com.ar/tesis-sistemas-de-referencias

4.4. CITAS Y PLAGIOS. Las notas a pie de página

Para la elaboración de este apartado me he servido en gran medida de la información que sobre este tema aparece en U. Eco, Como se hace una TESIS, Gedisa, Barcelona, 2001 y en G. Harvey, Cómo se citan las fuentes, Nuer, Madrid, 2001.


El saber no es un hecho aislado. Es fruto de un proceso de elaboración y contraste a partir de los conocimientos de otras personas, lo que hemos llamado las fuentes. El hecho de documentar o reconocer las fuentes mediante las correspondientes citas y referencias no sólo denota la honradez y generosidad del autor, sino que también refuerza los argumentos expuestos. El reconocimiento de las fuentes es una obligación. Cuando aceptamos una idea y la utilizamos para construir nuestros argumentos, la cita nos ahorra volver a demostrar su validez. Si, por el contrario, cuestionamos o reinterpretamos una idea, la cita de la fuente aumenta el interés de nuestros argumentos en cuanto que rebaten o puntualizan una postura ya publicada. La preocupación por reflejar las fuentes sugiere a los lectores que el autor es un analista digno de confianza, cuyo pensamiento y cuyas lecturas tienen la solidez y solvencia suficientes para reconocer las opiniones de otras personas en la búsqueda de la verdad.

El uso de la fuente se muestra en el texto de distintas formas. Para el género TESIS doctoral recomiendo una referencia numérica en formato superíndice (voladita) al final de la frase, después de las comillas y antes del punto final. Esta llamada numérica remite al lector a la nota a pie de página que empieza por ese mismo número. Este sistema es muy cómodo porque el lector sabe rápidamente a qué obra se refiere el doctorando.

Las dos formas más comunes del uso de las fuentes:

4.4.1. Cuando se reproduce literalmente el texto de una fuente consultada:

En este caso, la cita siempre va entrecomillada. El exceso de citas entre comillas da la impresión de que el autor no ha digerido suficientemente el material citado. Deben intercalarse con naturalidad en el discurso del texto y pueden introducirse con palabras como: como escribe, declara, afirma, enuncia, sostiene... (Tal o cual autor). Aunque la cita entre comillas es una cita literal no siempre es necesario escribir la frase completa. Podemos finalizar la cita en otro momento y poner un punto. También pueden utilizarse los puntos suspensivos entre parénTESIS (…) para omitir palabras dentro de la frase. No se utilizan al comienzo ni al final de la cita. Cuando se utilizan cursivas en la reproducción de la cita que no están en el original hay que indicarlo (por ejemplo con la expresión: “la cursiva es mía”). Cuando en la fuente hay un error ortográfico se incluirá, entre corchetes y en cursiva, la palabra latina [sic] después del error, para señalar que la incorrección procede de la fuente original. Cuando la cita textual que queremos reproducir tiene más de cinco líneas se puede citar en bloque. Es decir, se suprimen las comillas y se señala que se trata de una cita textual con un margen izquierdo mayor, con un tamaño de letra más pequeño y sin sangría. Si utilizamos en el texto una fuente de tamaño 12, será suficiente con que se utilice el 11. El bloque va precedido y finalizado por un salto de párrafo. El texto anterior al bloque debe señalar quien es el que habla y la frase que introduce el bloque acabará habitualmente con dos puntos. Para que no haya duda de que los textos en bloque son citas no debe usarse este formato para otra función distinta.

4.4.2. Citas de apoyo:

El otro uso habitual de las fuentes consiste en incorporarlas al texto como apoyo a nuestra investigación. En este caso nos servimos de ideas, palabras o conclusiones ajenas sin necesidad de reproducir textos literalmente.

A continuación se detallan algunos consejos y ténicas a tener en cuenta a la hora de citar: 1. La referencia tiene que ser exacta y lo suficientemente detallada como para que pueda ser verificada por quien quiera hacerlo. Cuando la información aportada procede de una carta, manuscrito o comunicación personal, la referencia también debe ser lo más detallada posible. Se utilizan expresiones como por ejemplo: “Carta personal del autor… (Con la fecha y el lugar)”, “Manuscrito… (Señalando el lugar en el que lo hemos consultado o la persona que nos ha facilitado su consulta…”, “Entrevista con el autor… (Fecha y lugar del encuentro)”.

2. La extensión de una cita textual debe ser razonable. Si el fragmento supera la media página, seguramente hay algún problema. Sólo excepcionalmente tienen las citas esa extensión.

3. Ante la duda de citar o no citar una fuente y su referencia, es preferible hacerlo.

4. No se debe reproducir ninguna cita textual ni utilizar una idea que no no se haya visto directamente. Excepcionalmente, cuando es imposible ver de primera mano la fuente, podemos hacer uso de ella señalando claramente que no la hemos visto y que utilizamos lo que ya cita otro autor.

5. No es necesario mostrar la referencia de la información que es de dominio público o conocimiento general. Por ejemplo, la fecha del descubrimiento de América.

6. En ocasiones puede suceder que nuestro trabajo tenga una deuda especial con otro libro, del que nos hemos servido en gran medida a lo largo de la investigación y redacción del texto. En este caso, no es necesario mostrar cada vez la referencia a esa fuente, sino que será suficiente con que al inicio de la TESIS demos cuenta de esa deuda general.

7. Cuando lo que queremos es reconocer una ayuda de tipo general, conversaciones con amigos, profesores, cursos, colaboraciones… será suficiente con hacer mención en la introducción de la TESIS.

8. Cuando se reproducen poesías, se utiliza una barra / para separar los distintos versos con un espacio antes y después de la barra.

9. El idioma de la cita textual debe ser el que se utiliza en la TESIS. No todos están de acuerdo en esta recomendación, pero en mi opinión a no ser en contadas excepciones deben traducirse todos los textos al mismo idioma. Lo más adecuado es utilizar traducciones ya autorizadas y señalarlo en la referencia de la fuente. En el caso de que no existan, será necesario advertir en la introducción de la TESIS, que mientras no se indique lo contrario, las traducciones son del doctorando.

10. El uso incorrecto de las fuentes puede dar lugar al plagio. Los plagios se producen cuando el autor del trabajo hace pasar ideas, palabras o información de otra fuente como si fueran propias, omitiendo expresamente la referencia de su autoría verdadera. Para evitar los plagios es necesario ser muy cuidadoso en la forma de extraer la información que nos interesa de las fuentes. Cuando tomamos notas es necesario esforzarse por distinguir las palabras y pensamientos propios de los de la fuente. Deben tomarse con cuidado, entrecomillando cuando copiamos literalmente, y apuntando la referencia completa de la fuente (autor, título, editorial, ciudad, año y número de página). Aunque pase tiempo desde que tomamos esas notas, si se indica la referencia de la fuente y se distingue la reproducción de frases de las ideas que nos ha sugerido la fuente, no habrá duda de a quién pertenece cada cosa. Para evitar con más rotundidad este peligro, recomiendo fotocopiar los textos o párrafos que nos interesan.

Las notas a pie de página:

Las anotaciones en una TESIS serán habitualmente una referencia numérica en formato superíndice (voladita) al final de la frase, después de las comillas y antes del punto final. Esta llamada numérica remite al lector a la nota a pie de página que empieza por ese mismo número. En el caso de la TESIS recomiendo situar las notas al pie y no al final del capítulo. Creo que es necesario que pueda verse en un momento, en un golpe de vista, la fuente de la que nos estamos sirviendo.

Además de señalar las citas, la anotación del cuerpo del texto también puede servir para remitirnos a una aclaración que sea pertinente para la argumentación, pero que en el cuerpo del texto interrumpiría la fluidez del discurso. En las TESIS doctorales es habitual utilizarlas para explicar algunos de los criterios adoptados sobre las fuentes utilizadas o el sistema de referencia; para remitir al lector a otros textos en los que es posible encontrar las mismas ideas (con la abreviatura (Cfr. o Cf.), que quiere decir confróntese, nos remitimos a otro libro o capítulo en el que podría encontrarse la misma idea); para introducir una cita de refuerzo que en el texto estorbaría o para ampliar (o discutir) las afirmaciones que se han hecho en el texto.

Un Comentario

  1. Como hacer una TESIS - tesis paso a paso - bibliografía - definicion de tesis | ElComoHacer.com.ar dijo:

    […] La elección del tema y del director – Primeros pasos – Organización de los materiales – Comenzar a escribir – Cómo se termina una tesis – Bibliografía recomendada Posted in Escritros, Lengua y […]

Dejar un comentario

Tenga en cuenta: Los comentarios seran revisado por nuestro personal, antes de su publicacion. Por eso puede tardar un momento hasta que se vean publicados.

El uso de este Sitio implica la aceptacion de las politicas de privacidad del mismo.
Powered By bblancaonline